Secciones revista Gympeople
¿Qué es el Kin Ball? Jaime del Campo @jaimedelcampo, vía VAVEL

A cualquier persona de a pie, poco o nada le va a sonar este deporte. “¿Qué es el Kin Ball?” Se preguntará. Y habría muchas formas de explicárselo: la obra maestra de Mario Demers, el deporte de equipo y cooperación más diferente y atractivo, al que todo el mundo puede jugar, un futuro deporte olímpico, y un largo etcétera de adjetivos que no harían sino describir lo divertido que parece, y es. Pero la más sencilla es la siguiente: Tres equipos de cuatro personas, y una pelota gigante. Suena extraño, pero así es.

 

No obstante, no es ni mucho menos un deporte cualquiera. Posiblemente sea más divertido que muchos otros, y su objetivo es seguir creciendo, así como seguir haciendo crecer y creer en el deporte. Diversión y valores unidos por las personas. Y una pelota gigante. Posiblemente la mayor parte de la gente no conozca este deporte. Y es por ello por lo que a continuación va a dejar de desconocerlo.

 

¿Qué es Kin-Ball? El Kin-Ball es un deporte que se basa en una estrategia de saque y recepción, en la que intervienen tres equipos formados cada uno de ellos por cuatro personas, que compiten en una pista cuadrangular en la que han de conseguir que una pelota gigante bote en el suelo para conseguir puntos. Y especificando un poco más, la pista cuadrada no ha de superar las dimensiones de 21,40m x 21,40m (más o menos como medio campo de fútbol sala); la pelota es de 1,22 metros de diámetro y pesa tan sólo 1 kilogramo, y nunca puede ser desplazada con trayectoria descendente. Tres equipos: Negro, Rosa y Gris Los equipos visten de tres colores diferentes: negro, rosa*, y gris. Tres colores originarios de las tres pelotas utilizadas. El negro representa la velocidad del juego y calibre, la igualdad racial, así como la hacer del arbitraje algo más fácil y más preciso. El rosa representa la igualdad de género y la representación equitativa de las mujeres, la unificación y la victoria sobre los prejuicios. Y el gris representa la galaxia, el futuro, un acercamiento a los Juegos Olímpicos, la unificación y la comunicación.

 

Bases de juego

Cabe destacar que este deporte fue creado para transmitir valores de respeto, cooperación, y evitar cualquier discriminación (los equipos son mixtos: hombres y mujeres los componen), con lo que la palabra ‘deporte’ implica por sí misma. Por ello, los colores oficiales son esos. Por otro lado, los equipos están compuestos por cuatro miembros, y por un máximo de cuatro suplentes. *(Actualmente también es válido el azul) ‘Omnikin’, la pelota gigante La pelota de 1,22 metros de diámetro, se pone en juego por uno de los equipos mediante un saque especial en el que intervienen siempre los cuatro jugadores integrantes del equipo.

 

En este deporte, la importancia de la calidad individual queda relegada a un segundo plano, precedida por la cooperación del equipo: es necesario que en cada saque siempre toquen la pelota los cuatro jugadores (normalmente tres lo sujetan y el cuarto lo golpea con los brazos). El equipo atacante, antes de lanzar la pelota, ha de nombrar el color de uno de los otros dos equipos, que será quien deba coger la pelota, a pesar de que la intención, evidentemente, es que no la cojan para así poder puntuar. Para ello, antes de lanzar, nombran su color precedido por la palabra ‘omnikin’ (“¡Omnikin negro!”). Esta palabra, además, es ‘el nombre’ de la pelota y de la empresa que la fabrica, la cual tiene bajo licencia el Kin-Ball. Mario Demers, creador de este deporte, explica el porqué de dicha palabra: "Necesitábamos una palabra que indicara que es el momento de anunciar el color del equipo receptor.

 

Dado que el deporte tiene un alcance internacional, la palabra seleccionada tenía que ser multicultural. Omnikin ha demostrado ser la mejor opción, ya que es el nombre del balón oficial y no tiene ninguna afiliación lingüística particular". La palabra está compuesta por 'omni', aludiendo a omnipresencia, y 'kin', que significa movimiento. Por otro lado, el partido está dividido en tres períodos de siete minutos cada uno, a lo largo de los cuales los equipos deben conseguir puntuar más que el resto para ganar. Así, al final de los tres períodos, quedará primero quien haya conseguido más puntos, segundo quien haya conseguido más puntos después del primero, y posteriormente, el tercero.

 

Es aconsejable visualizar el juego en acción con un vídeo muy recomendable de la Final de la categoría masculina de la Copa del Mundo de 2009, celebrada en Québec (Canadá), que enfrentaba a Japón, Bélgica, y Canadá, que a modo de ejemplo puede sacar de dudas y dar una idea de cómo funciona este deporte.

 

¿Triunfará el Kin-Ball? Para finalizar, le preguntamos a Jaime Anguita una serie de preguntas relacionadas con la expansión del Kin Ball. Desde fuera, este deporte es muy desconocido, y el porcentaje de gente que lo conoce es muy bajo. Pero, ¿es un deporte fácilmente ‘expandible’? ¿Puede llegar de aquí a unos años a multiplicarse, en cuanto a gente que lo practica y en cuanto a conocimiento del mismo en la población? ¿La difusión en colegios, institutos, o universidades, como se viene haciendo, está dando resultado? "Necesitamos apoyo económico y patrocinadores para que el Kin-Ball despegue" “Hemos hecho muchos esfuerzos desde el comienzo en difundir el Kin-Ball en periódicos y televisiones nacionales, pero sin el apoyo económico ni patrocinadores no es posible que el Kin-ball despegue. Es un deporte que engancha rápidamente pero al final es difícil mantener cierta continuidad por falta de recursos.

 

Actualmente podremos jugar unos 200 jugadores en toda España y no todos vamos a los mismos campeonatos. Es difícil conseguir continuidad. Por ejemplo a los campeonatos tanto nacionales como internacionales los jugadores tienen que pagarse todo y eso supone un sobreesfuerzo grande. Se han hecho presentaciones y cursos en más de 100 colegios y 20 universidades en toda España y por desgracia todavía no llegamos a todos los objetivos marcados”, finalizaba Jaime Anguita. "El objetivo de llegar a los Juegos Olímpcios es sin duda uno de los que tenemos", Pierre-Julien El Kin Ball es un deporte en desarrollo. Aún falta mucho para que sea conocido y practicado por mayorías. Pero sin duda que el Kin-Ball estará presente en los próximos años. Y es que entrar a formar parte de los Juegos Olímpicos, es uno de los objetivos de este deporte. 

Valoración: 
Promedio: 4.4 (5 votes)