Secciones revista Gympeople
Hayas competido o no desde que estás en esto del mundo del Crossfit, tienes que hacerte una ligera idea de lo que tiene que ser la presión de estar en una competición de Crossfit. Si os soy sincera, estoy segura de que no todo el mundo vale para competir –y no solo me refiero en Crossfit-.

Zorranbroken

Consejos básicos para sobrevivir a una competición por equipos de Crossfit

 

Hayas competido o no desde que estás en esto del mundo del Crossfit, tienes que hacerte una ligera idea de lo que tiene que ser la presión de estar en una competición de Crossfit. Si os soy sincera, estoy segura de que no todo el mundo vale para competir –y no solo me refiero en Crossfit-. Muchas veces, el miedo escénico puede aparecer, la ansiedad, el estrés y el agobio son factores que no a todo el mundo le sientan de la misma manera. Y nada tiene que ver con la preparación física, sino mental. Y bueno, si estás en una competición individual, como aquel, pero si estás en una competición por equipos… las cosas cambian.

 

En mi caso, puedo deciros que soy negada para competir porque tengo un miedo escénico que ni os lo imagináis –por eso creo que soy anónima-, por lo que, en seguida, los nervios me afectan demasiado y al final pierdo el ritmo y la concentración. Y aunque suene raro, yo, por ejemplo, soy el caso contrario a todo el mundo: competir por equipos me relaja. A mucha gente, el hecho de saber que tiene que depender de otra persona para obtener un resultado le agobia porque confía muy poco en los demás.

 

Sin embargo, yo, en las competiciones por equipos me siento más protegida, más en casa. Más tranquila, en definitiva.

 

Aún así, competir por equipos no es nada fácil, sobre todo si te paras a pensar que por mucho que os llevéis bien en el Box y que entrenar juntos sea muy divertido, en una competición estáis bajo presión continúa. Está claro que lo que importa de verdad es relajarse y disfrutar pero no nos engañemos, ya que estás ahí quieres ganar. Porque es así, es normal y no, no es egoísta ni nada por el estilo. Es una reacción natural.

 

Como ya he dicho antes, a mucha gente le da un no sé qué tener que participar en una competición por equipos porque a veces da miedo depender de los demás. Por eso, en las competiciones por equipos, aunque hay muy buen ambiente y rollo, lo cierto es que se suelen cocer más habas que en cualquier otra competición. No hay que ser Sherlock Holmes para saber qué es lo que pasa en una competición por equipos.

 

La presión de querer hacerlo bien, de competir y de tener a mucha de tu familia mirando hace que nos sintamos más presionados y, por supuesto, saber que no todo depende de nosotros presiona mucho más.

 

Entiendo perfectamente que esto le pueda pasar a mucha gente -como le pasa a mis compañeros cuando competimos-, pero no comparto esta sensación. Realmente, cuando compites por equipos tienes más oportunidades de hacerlo bien, solo tienes que estar más concienciado de que se puede fallar y aunque no sea tu culpa –porque hayas fallado tú en X ejercicio-, ¡tampoco es la de tu compañero!

 

equipo

 

4 consejos para tu competición por equipos de Crossfit

 

No te presiones

 

A ver, está claro que estás en una competición y no en una pachanguita de fútbol con los amigos. La presión es real, se nota y está presente cada vez que tienes que salir a la pista. Lo único que quiero decir es que no hay por qué agobiarse ni enfadarse. Estás en una competición que te va a servir para testearte, para ver dónde están tus límites y los de tus compañeros, no para acabar en los games. ¡Que ojalá, eh! Pero no es el momento aún. Por eso, aunque estés presionado por tu entorno exterior, ¡no le eches más leña al fuego! No empieces a pensar “Es que podríamos estar haciéndolo mejor”, “Estamos dejando mucho que desear”, “La última competición fuimos mejor”… No hay por qué agobiarse. Como en todo en lo relacionado al deporte –y en el Crossfit, por supuesto- , hay días y días. Días en los que vas a poder dar más, días en los que vas a poder dar menos. Y lo mismo les pasa a tus compañeros. Las presiones –y los posteriores enfados- no te van a servir para nada, solo para generarte una mala experiencia y –Fraser no lo quiera- crear mal rollo en tu equipo. Déjate llevar y disfruta de una de las experiencias más bonitas que te puede ofrecer el Crossfit: ver cómo habéis crecido y disfrutar con las personas de tu Box a las que más quieres y respetas.

 

 
No te aceleres

 

Venirse arriba en una competición es MUY fácil, créeme. Basta con que estés un poco nervioso, se te nuble un poco el juicio y aprietes el punto justo de tu límite para que mueras. En una competición por equipos, es imposible que todos los integrantes tengan el mismo nivel, eso es obvio, esto mismo es lo que pasa en cualquier competición donde, aunque estés en Scaled, no todos tenéis el mismo nivel. En tu equipo va a pasar exactamente lo mismo, por lo que vais a tener que identificar quiénes vais un poco más rezagados tanto en skills como en fuerza. No es que quiera que no participes en la competición, sino que tienes que tener claro cuáles son tus puntos débiles y asumir que tu límite está por debajo del que pueden asumir tus compañeros.

 

Esto es importante hacerlo porque si no lo hacéis, luego vienen los problemas. Problemas en ejercicios de pareja, donde ambos tenéis que ir al mismo ritmo. Decir que puedes hacer 12 Toes To Bar seguidos Unbroken siendo mentira os perjudicará. Si solo puedes hacer 5, hazlos pero sin forzarte a ir al ritmo y a la marcha de tu compañero porque entonces es cuando está el lío asegurado. Piensa que él siempre puede disminuir el ritmo, que tú lo subas implica que te vas a desfondar en esa prueba y ya lo vas a ir arrastrando todo el rato.

 

farmers

 

Recuerda los tres principios básicos del Crossfit

 

Recuerda esto: técnica, técnica y más técnica es lo que necesitas en cualquier competición. Si te soy sincera, en las competiciones de Crossfit yo he sido la primera que se ha olvidado de la técnica y solo se ha centrado en la fuerza. Obviamente eso es imposible de sostener porque en algún momento la vas a liar y te vas a quedar enganchada de algún músculo grande.

 

Sé que en las competiciones hay mucha presión y en la competición por equipos más porque un resultado global hace que te centres más en las necesidades del grupo que en las tuyas, pero créeme, ¡NO ES ASÍ! La técnica es algo que debéis practicar todos. De nada sirve levantar a full un DeadLift 35 veces, con 100 kg –por ejemplo- si no vais a llegar vivos al siguiente ejercicio. No sé si me estoy explicando. La idea es que te centres en la posición de tu cuerpo, en cómo te sientes, en qué estás haciendo bien y qué no. ¿Que pierdes tiempo y vas detrás de otro equipo? COÑO, NO PASA NADA. Solo es un juego más.

 

Recuerda lo que decimos en Crossfit: somos adultos que hemos cambiado nuestros juguetes. Esto no es más que un juego más con otros niños de otros coles. Fin de la historia. No por eso tienes que ser mejor que nadie, ni demostrarle nada a nadie. Respétate y respeta a tu equipo. Pero sobre todo cuídate tú primero porque tu salud va por delante de cualquier resultado.

 

 
Engrasa el engranaje

 

Si todo lo que te he dicho hasta ahora te ha sonado a obvio y un poco a patochada –que puede ser- esto te lo va a sonar más. Y no es por nada, sino porque te voy a decir lo que ya sabes –y muy sobradamente- pero TE CAGAS EN APLICAR. No solo porque seas así de guay –que también- sino porque estás tan centrado en la competición que es muy normal que te olvides hasta de lo más importante: tu máquina. Sí, esa máquina que te está haciendo participar en una competición por equipos. Esa máquina que te lo está dando todo, que te está ayudando a dar lo mejor de ti y a demostrarte las cosas. Esa máquina, llamada CUERPO, es la que necesita que la cuides. Sí, sé que estás súper emocionado queriendo abrazar a tu equipo, hablar sobre lo que ha pasado, lo que va a pasar, los fallos, los buenos resultados y los malos… Lo sé, sé que queréis hablar de todo eso pero hay una cosa que no debes olvidar: ESO SE PUEDE HACER MIENTRAS SE ESTIRA O SE CALIENTA.

 

Sé que es muy probable que no os hubieseis dado cuenta de que los Foam Rollers no te quitan el don del habla y que estirar la musculatura después de entrenar no te matará. ¡Así que centraros de una puñetera vez! Pero no solo es eso. Aliméntalo e hidrátalo de la mejor de las formas. Sobre todo no te olvides de beber porque en las competiciones es lo primero que se te va a olvidar. Come con tu propia regularidad en la competición, no importa si tu equipo tiene un horario diferente, tú intenta mantener una serie de pautas que son imprescindibles para TU cuerpo.

 

preparados

 

Sabes que la máquina más importante que vas a usar en una competición por equipos es tu cuerpo y tiene que estar preparado para todo, tanto a nivel mental como físico. Por eso, comer y beber son parte esencial del entrenamiento oculto que debes hacer en cualquier competición de Crossfit.

 

Una competición por equipos no solo está pensada para testearse, sino que está más enfocada a disfrutar, a que los grupos puedan divertirse, tener una experiencia más en Crossfit y, sobre todo, crear comunidad. No te centres en ganar, por favor, piensa en todo lo que te puedes perder si lo único que te importa es llevarte a casa un premio.

 

Competir y ganar debe ser maravilloso, pero estoy segura de que no a cualquier precio. 

Valoración: 
Promedio: 5 (1 vote)