Secciones revista Gympeople
A pesar de sus cualidades nutricionales, un consumo excesivo de leche animal puede ser más perjudicial que beneficioso para la salud.

 

BEBIDAS VEGETALES: Una opción de consumo

 

La leche y los derivados lácteos son uno de los alimentos más introducidos en nuestra dieta diaria. Siempre se nos ha presentado como un alimento excelente, con grandes propiedades nutricionales, y cuyo consumo era imprescindible en una dieta saludable. Esto ha contribuido a una excesiva presencia de este grupo de alimentos entre nuestros hábitos alimenticios.

 

Cuando nos referimos al término “leche” la legislación alimentaria habla de “la secreción mamaria normal de animales lecheros obtenida mediante uno o más ordeños”. Por tanto  no debemos hablar de “leche vegetal” sino “bebida vegetal” salvo en el caso de las almendras que sí se puede nombrar como “leche de almendras”. Aunque esta aclaración no tiene mayor importancia, salvo que nos permite hablar con propiedad, desde mi punto de vista nos lleva a pensar en leche y todo lo que eso implica (sabor, propiedades nutricionales…) cuando realmente no tiene nada que ver.  

 

Quizá este ha sido uno de los detalles que más controversia ha podido crear en la sociedad, ya que una mala denominación de estos productos hace que se piense que puede ser un sustitutivo. Pero realmente, ¿es sustitutivo de qué?

 

 

Hay que tener presente que la leche de vaca es uno de los principales desencadenantes de alergias e intolerancias alimentarias (24,5% de las alergias infantiles). En el caso de la intolerancia, muchas personas desconocen que la sufren; se trata de una insuficiencia en la producción intestinal de lactasa, una enzima encargada de digerir la lactosa presente en la leche. Esta pasa al intestino, donde fermenta, provocando dolor abdominal, flatulencia, hinchazón, vómitos, calambres e incluso diarrea acuosa.

 

Los pacientes notan una disminución drástica de estos problemas cuando sustituyen la leche por una bebida vegetal.

 

Sin lactosa

 

No tiene la misma composición la leche procedente de la vaca, por ejemplo, que la bebida que se obtiene a través de vegetales. Si hablamos del calcio, la leche es insustituible por este tipo de bebidas, ya que no aportan que aporta la misma cantidad, ni sus grasas, ni sus azúcares, ni sus vitaminas (sobre todo la vitamina D, tan importante para la buena absorción del calcio).

Curiosamente, EEUU es el mayor consumidor mundial de leche, y también el país con más incidencia de osteoporosis entre su población. Sin embargo, las culturas orientales, donde apenas existe el consumo de lácteos pero si hay una dieta rica en proteínas vegetales, tienen los menores porcentajes de osteoporosis del mundo.

 

 

Desde el punto de vista de la naturopatía, la leche es un “no alimento”, y es común que muchos tratamientos naturopáticos comiencen con la retirada de esta de la dieta del paciente. Tradicionalmente, la naturopatía relaciona el consumo de leche animal con problemas respiratorios asociados a una producción excesiva de moco (catarros, constipados, asma, sinusitis, rinitis, procesos broncopulmonares…), así como con las anemias por déficit de hierro, la diabetes, algunos procesos cancerosos, y los trastornos intestinales como el colon irritable o la colitis ulcerosa.

Con esto no quiero decir que la leche en si misma sea perjudicial para la salud, sino que no es recomendable el consumo excesivo de la misma habiendo otros alimentos que nos aportan los mismos beneficios nutricionales sin ninguna de sus desventajas.

 

 

Las bebidas vegetales son extractos líquidos elaborados principalmente con cereales, legumbres o frutos secos. Las más conocidas son las bebidas de arroz, avena, soja o almendras aunque cada vez existe una variedad más amplia.                                                                                           

 

Como alternativa a la leche, por motivos de salud (intolerancia a la lactosa), por su sabor, por recomendación de otra persona o por pensar que es un producto más saludable, son algunos de los motivos que pueden llevar a su consumo.

 

Como se suele decir, las comparaciones no son buenas y en el caso de comparar la leche con las bebidas vegetales ocurre igual. ¿Es mejor la bebida de soja, arroz, almendras… que la leche? La respuesta es sencilla, ni mejor ni peor, diferente. Por su procedencia, su obtención, propiedades organolépticas (sabor, textura, olor, color) y por sus propiedades nutricionales no tiene sentido hacer una comparación. Es como si valorásemos si el tofu es mejor que el pollo. Por el hecho de que el tofu pueda ser un sustituto de la proteína animal, en este caso el pollo, no quiere decir que sea mejor ni peor.

 

Diferentes Leches vegetales

 

Las bebidas vegetales pueden ser una alternativa interesante para personas que no pueden tomar leche por algún motivo de intolerancia o alergia. Según la bebida elegida  sus cualidades de sabor, textura y aporte de nutrientes varía:

 

Bebida de soja: es la más parecida a la leche de vaca en cuanto a su contenido y calidad en proteínas. Cuantitativamente el aporte de grasas es similar a la leche semidesnatada pero no cualitativamente ya que son grasas de origen vegetal exentas de colesterol. En ocasiones esta bebida resulta pesada para digerir, motivo por el que algunas personas no la consumen.

Existen variedades de bebida de soja como la “ligera” que tiene un contenido en grasa menor principalmente porque la cantidad de soja con la que se elabora es menor, con chocolate la cual no es recomendable ya que tiene una cantidad de azúcar muy elevada, o con aroma a almendras o avellanas que no significa que contengan estos alimentos entre sus ingredientes sino que se les añade como aditivo “aroma de…”.

 

Bebida de avena: su contenido en grasa es menor a la bebida de soja. Resulta de fácil digestión y tiene un sabor agradable lo que hace que muchos consumidores se decanten por ella.

 

Bebida de arroz: tiene un bajo contenido en grasa pero un aporte de carbohidratos considerablemente mayor que otras bebidas vegetales lo que le aporta un característico sabor dulce. Es una buena opción cuando hay problemas digestivos o episodios de diarreas ya que no causa molestias y se asimila bien.

 

Bebida de almendras: aporta más energía que el resto. Su contenido en grasa es mayor, en forma de ácidos grasos insaturados, dando más cuerpo a la bebida vegetal.

 

Entre sus ventajas se encuentran:

·        Son una buena alternativa para las personas que padecen casos severos de intolerancia a lactosa.

·        La mayoría de las veces contienen menos calorías que la leche entera de vaca —salvo la leche de coco puede llegar a ser altamente calórica—.

·        Es una buena forma de introducir otros alimentos vegetales a la dieta.

valores nutricionales leches vegetales

 

Desventajas:

Todas estas bebidas aportan menor cantidad de nutrimentos que la leche de vaca, por ello suelen estar adicionadas con vitaminas, riboflavina y calcio.

Sin embargo, el calcio de estas bebidas se absorbe en menor medida pues no contienen la suficiente vitamina D que facilite la absorción.

Muchas tienen azúcares añadidos que no tienen ningún valor nutrimental.

Son mucho más caras, pueden llegar a costar incluso el doble o el triple que la leche de vaca

 

 

Resumiendo:

 

El aporte nutricional de las bebidas vegetales no siempre es el mismo, depende de la proporción de cereal, legumbre o fruto seco que lleve además del resto de ingredientes.

 

Elige bebidas vegetales sin azúcares añadidos. Para ello debes mirar el listado de ingredientes descartando aquellas que contengan azúcar, sacarosa, fructosas, miel, o siropes de… o jarabes de…
Una buena opción es elegir bebidas vegetales enriquecidas en calcio. Verás si están o no enriquecidas leyendo el listado de ingredientes. Las bebidas vegetales enriquecidas en vitamina B12 pueden ser una buena opción para personas que siguen una alimentación vegetariana o vegana, salvo que se suplementen en cuyo caso no sería necesario.

Evita las bebidas vegetales con chocolate. Tienen mucho azúcar y no son productos nutricionalmente saludables ni recomendables.

 

Las bebidas vegetales no tienen por qué ser un producto saludable por el simple hecho de ser un producto de origen vegetal. No tienen más que revisar el listado de ingredientes de algunos de ellos para darte cuenta de que no es así

 

Con todo esto, podría ser una buena opción tomar este tipo de bebidas si no te gusta la leche, si eres intolerante, alérgico a proteínas procedentes de la leche de vaca, si te inclinas por una alimentación vegana, vegetariana o porque te guste probar diferentes alimentos como, por ejemplo, utilizarlas para hacer batidos con un toque diferente.

 

 

Como conclusión final, no hay bebidas buenas ni bebidas malas, únicamente existen diferentes tipos de alimentos que aportan nutrientes en diferentes cantidades. Es por ello que, si deseas obtener los nutrientes de la leche, los encontrarás en ella y en sus derivados lácteos y no en bebidas procedentes del mundo vegetal.

 

Si simplemente, cuidas tu alimentación y cubres esos requerimientos con otro tipo de alimentos, tomar estas bebidas no causará daño a tu salud ni déficits de nutrientes, sino todo lo contrario.

Simplemente, creo que lo importante es  que hagamos  una revisión de los etiquetados de éstos productos en cualquier supermercado,  ser críticos nosotros mismos y ver, precisamente, que no tienen nada que ver, y que somos nosotros mismos los que tenemos que decidir cómo cuidar nuestra alimentación, como siempre, de la manera más saludable posible y dejando de lado tendencias, modas, consejos de dudosa procedencia, etc…

 

Recuerda que los ingredientes están ordenados de mayor a menor contenido en el producto. Esto te orientará y te dirá realmente lo que necesitas saber, siempre hay que contrastar el anverso con el reverso, ya que la publicidad en muchos casos provoca confusión. No te dejes engañar por colores llamativos y letras grandes, ve al etiquetado detrás del producto y lee detenidamente. Si no te convence, o no es lo que necesitas, realiza el mismo procedimiento hasta que encuentres el producto correcto para ti y tus necesidades.                   Y nunca olvides, que cerquita de ti, encontrarás profesionales encantados de ayudarte.

Valoración: 
Promedio: 5 (4 votes)

Sus aportaciones

La importancia de la L-Carnitina en la alimentación
La alimentación es un tema clave para mejorar el rendimiento deportivo y conseguir una composición corporal adecuada para el deporte que realizas, por eso es importante cómo afecta el consumo de L-...
LOS MINERALES: QUE NO TE ENGAÑE SU TAMAÑO
Muchos principiantes consumen toneladas de nutrientes que producen calorías y cometen el error de olvidarse de los minerales. En realidad estos pequeños nutrientes (micronutrientes) son muy...
El BOOM de los suplementos alimenticios
Parece una gran paradoja que pese a la superabundancia de alimentos de los países desarrollados y el creciente aumento del sobrepeso y la obesidad de sus ciudadanos, millones de personas están “...
Los 10 errores más comunes en la alimentación y el entrenamiento
El modelo estético que nos impone la sociedad desde los ámbitos de la publicidad y la moda ha calado en nuestras vidas hasta el punto de priorizar la estética sobre la salud.
Alcalinizar, el 1º paso para regresar a la salud
No fuimos hechos para enfermar, no fuimos hechos para envejecer... fuimos hechos para vivir, y vivir sanos. Y la alimentación alcalina es un nuevo y necesario estilo de vida.
EL CALCIO : UNA CONTROVERSIA DE LA LECHE
Cada vez hay más especialistas en nutrición que cuestionan el valor de los productos lácteos a la luz de numerosos estudios que han asociado su consumo con una gran variedad de problemas de salud,...